¿Pueden los perros entender nuestras emociones?

La comunicación es fundamental en todas las especies para poder convivir, transmitir información y poder relacionarse. Las diferentes especies han desarrollado formas de comunicación intraespecíficas más o menos complejas. El ser humano, con el lenguaje verbal, es la especie animal que más ha desarrollado estas capacidades. Para nosotros, saber interpretar las expresiones faciales de nuestros congéneres resulta vital; tan importante como comunicarse con individuos de la misma especie lo es poder comunicarse, o al menos poder interpretar, las señales de especies distintas con las que se convive.

imagesEl perro es la especie animal por excelencia que ha acompañado al hombre a lo largo de su historia. Es sabido que los perros cuentan con una capacidad de comunicación basada en diferentes formas (visual, auditiva y olfativa), muy parecida a la del lobo, que les permite comunicarse con otros individuos de su misma especie. Pero, ¿pueden los perros interpretar y entender las expresiones faciales del ser humano? Si es así, ¿qué ventajas evolutivas puede tener esto?

En efecto, la ciencia lleva tiempo investigando esta cuestión. Numerosos estudios ponen de manifiesto que el perro es la única especie con una capacidad innata para responder a señales humanas de forma espontánea. Así, perros que no han tenido contacto con humanos cuando eran cachorros, son capaces de responder a señales visuales realizadas por estos. Ni siquiera lobos socializados con personas responden con la espontaneidad con que lo hacen los perros.

Un estudio reciente ha vuelto a poner de manifiesto que los perros son capaces de entender las expresiones faciales humanas. En el estudio, se presentaron varias fotografías a 4 labradores y 5 poodles, tanto de sus dueños como de personas desconocidas. En las fotos, las personas aparecían sonriendo, con cara de enfado o bien con expresión neutra. Se tuvo en cuenta el género tanto de los propietarios como de las personas desconocidas. Así, se hicieron varias fases para evaluar la capacidad de discriminación de los perros: a) fotografías del dueño con ropa y complementos distintos; b) fotografías de desconocidos del mismo sexo que los dueños; y c) fotografías de desconocidos de distinto género que los pSin títuloropietarios.

Antes de realizar el test, se hicieron 2 fases de entrenamiento, en la que se premiaba inmediatamente a los perros si elegían la fotografía correcta de manera directa; si no lo hacían, la recompensa se daba transcurridos 20 segundos. El experimentador se colocaba tras los perros para no interferir dando ningún tipo de señal a los animales. Se colocaron 2 fotografías, una al lado de la otra, con diferentes expresiones (sonrisa, neutra, enfado).

La prueba final consistió en 3 tipos de sesión: 1) con fotografías del propietario; 2) fotografías de desconocido del mismo sexo que el propietario; y 3) fotografías de un desconocido de sexo distinto al dueño del perro.  De esta manera, se estudió si los perros son capaces de diferenciar dos expresiones faciales humanas diferentes, y posteriormente generalizar este aprendizaje.

Los resultados obtenidos fueron:

  • Los perros eran capaces de distinguir entre la expresión alegre y la neutra de sus propietarios.
  • Podían diferenciar la expresión alegre en personas desconocidas del mismo sexo que sus propietarios en un alto porcentaje.
  • El porcentaje de aciertos era menor en el caso de los desconocidos de sexo opuesto a sus dueños.

 En definitiva, los perros son capaces de discriminar las diferentes expresiones de los seres humanos, especialmente de sus dueños, personas conocidas o bien con ciertas similitudes con sus propietarios. Tenemos que pensar que el perro y el hombre han convivido durante siglos, y que parte de esta convivencia se debe, y a la vez requiere, de un entendimiento mutuo entre ambas especies. Para el perro, poder interpretar y reconocer las señales humanas es necesario para su supervivencia. Esta capacidad innata y espontánea puede ser debida al proceso de domesticación.

Os dejamos también un interesante documental acerca de la inteligencia de los perros, para que lo disfrutéis. Esperamos que os guste.

Artículo: Dogs can discriminate human smiling faces from blank expressions. 

Fuente del artículo: http://link.springer.com/article/10.1007/s10071-011-0386-5

 

 

Share Button
Visitas:
  • 24694Total de visitas:
  • 1Hoy:
  • 287Visitantes por mes:
Visítanos en Facebook
Facebook By Weblizar Powered By Weblizar